10 razones para ver American Horror Story

7
American Horror Story, Sarah Paulson

American Horror Story es de esas series que no tienen punto intermedio. La amas o la odias. Así de sencillo. Hay quien la ha dejado tras el primer capítulo y hay quien espera con ansiedad a que salgan los nuevos. Como yo me declaro una enamorada, os dejo con mis 10 razones para verla:

1. Jessica Lange: la Diosa.

Jessica Lange

Jessica Lange

Con ella en el reparto no hacen falta las otras 9 razones. Ella sola se basta. Para mí ha sido un descubrimiento y lo más parecido a una Meryl Streep en la pequeña pantalla. Aunque sus personajes son muy diferentes hay algo en común: mujeres de armas tomar cuya fuerza sobresale por encima de cualquier adversidad. La actriz ha declarado que abandonará la serie tras la 4ª temporada, pero todavía nos queda mujer fatal para rato.

2. Saca tus miedos más oscuros y enfréntate a ellos. 

Las casas embrujadas, los psicópatas, los sótanos, la locura real y las cosas que hacen que te vuelvas loco, los extraterrestres, las brujas, el fuego, las deformaciones, las perversiones sexuales… AHS juega con todos los miedos habidos y por haber. Se adentra tanto que el espectador entra en el juego y ve reflejado sus propios miedos. Incluso la canción de Dominique acaba dando mucho miedito. Quién lo iba a decir…

3. Un reparto espectacular. 

Muchos de los actores repiten en varias temporadas y es curioso ver cómo interpretan un personaje opuesto al anterior.

American Horror Story

American Horror Story

Además de la señora Lange, tenemos la oportunidad de ver a Sarah Paulson (siempre es un placer) y a otros como Zachary QuintoConnie Briton y ahora a la gran Kathy Bates. Destacan las intervenciones de Frances Conroy (la madre de A dos metros bajo tierra) que se transforma con cada personaje.

Ha habido descubrimientos como Lily Rabe (toda una revelación), Evan Peters (“el chico” de cada temporada) y Taissa Farmiga.

4. Estética visual: arriesgada.

En American Horror Story todo vale. La imagen, el sonido y la estética están muy cuidados, pero arriesgan más que la mayoría de las series de tv. Los planos inverosímiles pueden marear al espectador poco acostumbrado. El maquillaje y la caracterización siempre sorprenden. En definitiva, la serie no te deja indiferente.

american_horror_story

5. Engancha más que la cafeína.

Terminas un capítulo y ya estás deseando ver el siguiente. Sus finales abruptos te dejan con ganas de más. Siempre hay una frase o una escena impactante antes de que salgan los créditos.

6. Por su Opening de miedo.

Aunque todas las temporadas llevan la misma melodía de fondo y se parecen en la estética, las imágenes que se intercalan de fondo son distintas. A mí la que más me impresiona es la de American Horror Story: Asylum.

7. Diálogos profundos y afilados.

Estos son algunos ejemplos de las frases que se gasta esta serie:

Cuando muere un padre, el hijo puede ver su propia mortalidad. Pero cuando un hijo muere, un padre pierde su inmortalidad (Constance)

Recuerda. Si miras al mal a la cara, el mal te va a devolver la mirada (Jude

Spalding… debo confesar… siempre disfruté de nuestras pequeñas charlas. Sobre todo desde que perdiste la lengua. Te hace parecer… sabio, de alguna manera. Más reflexivo (Fiona)

American Horror Story: Asylum

American Horror Story: Asylum

8. Su creador: Ryan Murphy.

Es el artífice de series como Popular (que se merece una entrada aparte), Nip/Tuck y la popular Glee, valga la redundancia. Su incursión en el cine con Come, reza, ama no recogió tan buenas críticas, pero eso no le ha hecho decaer. Además de la saga AHS es co-creador de la serie The New Normal. Todo esto es para decir que este hombre sabe lo que se hace.

American Horror Story: Coven

American Horror Story: Coven

9. El círculo se cierra en cada temporada.

No tendrás tiempo para aburrirte con tramas enrevesadas y vueltas de tuerca. Cada temporada tiene una historia, una época y una estética. Son 13 capítulos y punto (seguido). De ahí que no haya lugar a desvaríos típicos de otras series que se alargan demasiado.

10. ¿Qué será lo próximo…?

Ryan Murphy ha adelantado que en el último capítulo de esta AHS: Coven veremos imágenes de la próxima temporada y cuál será su título. También ha declarado que no será contemporánea y que se rodará en Nueva Orleans o en Santa Fé. Parece que esta vez se centrará en el mundo de los vampiros. ¿Será así finalmente?

american-horror-story

No puedo acabar el post y quedarme con la duda, ¿cuáles son tus razones para ver American Horror Story?

7 comments

  1. Ana Banana 24 noviembre, 2013 at 11:37 Responder

    Mis diez razones:
    1. Guiones sublimes. Nada que ver con diálogos y situaciones de otras series ideadas para el público púber. Y ahí lo dejo.

    2. Horror en estado puro. En la primera temporada era el miedo a la muerte y a la interacción entre dos mundos donde realmente no se distingue dónde estamos ubicadas. Lo irreal y frágil de la existencia. En la segunda temporada, la religiosidad no solo como una muestra de fe, sino como una salvaguardia para cometer todas las fechorías posibles. Con un contrapunto interesante ante tanto misticismo, la ciencia encarnada en el Doctor Muerte. Los destellos diabólicos de una sublime Lily Rabe, a la altura de Jessica Lange, y eso son palabras mayores, elevan la temporada. Y en esta tercera temporada nos encontramos con uno de esos temas tabús: la magia negra, la brujería, los aquelarres y un mundo donde las mujeres somos protagonistas. Para bien y para mal.

    3. El reparto. Jessica Lange lleva el peso en sus espaldas de una serie que se puede retomar y volver a ver sin caer en el hastío. A Lange hay que degustarla en versión original, sin menospreciar el doblaje de Rosa Guiñón, que hace un trabajo espectacular (como siempre). Y Kathy Bates (Delphine LaLaurie) nos ofrece un duelo interpretativo con Lange difícilmente igualable a otro que podamos ver en la pequeña pantalla. Las niñas bien, aunque destaco por encima de todas a Gabourey Sidibe. Y paro ya porque me enrollo mucho.

    4. Diferentes historias, mismo reparto. Que cada temporada sea una sola historia con principio y final impide la decadencia. Gran acierto.

    5. Seriedad en la emisión. Lo siento, no puedo con el trato de las televisiones españolas a las series. Para verlas en condiciones, a verlas online. Se siente.

    6. Ambientación. Pocas series, aunque cada vez más, cuidan de una manera tan exquisita la fotografía, el sonido, el vestuario…

    7. Ha sido la única serie que me ha acojonado de verdad con tan solo 20 minutos de emisión de zombis.

    8. Tendencia ascendente en cada capítulo. En muy contadas ocasiones ha podido flojear algún episodio, y ni siquiera entero, por lo que no ha defraudado a cualquier mortal que esté enganchado a la serie. Cada emisión va a más y se agradece muchísimo.

    9. Hay una cuarta temporada, aunque será la última de Jessica Lange. Oh.

    10. Las mujeres somos protagonistas.

    PD: Soy totalmente objetiva.

    • miradasdemujer 24 noviembre, 2013 at 15:24 Responder

      Señorita Ana Banana, tendría que haber escrito usted la entrada. ¡Qué domino verbal!
      Muy buenas 10 razones y todas muy interesantes (y objetivas). A mí no me ha cabido todo, así que me viene genial este complemento.

      PD: Me encanta la última razón. Ya era hora.

  2. juan mialen 29 noviembre, 2013 at 15:41 Responder

    me acuerdo cuando vi el primer episodio de ahs me dio tanto asco y verguenza ajena que llegue a terminarlo sufriendo y decidi nunca mas darle una chance
    unas semanas mas tarde me pico el bichito de la curiosidad y vi el segundo episodio
    amor a primera vista.
    ajaja

    lo mismo me paso cuando vi breaking bad hace un par de años en la television el primer episodio pense que era una sitcom o algo parecido y cambie de canal enseguida
    el año pasado lei maravillas sobre la serie y la vi en internet.
    amor a primera vista tambien ajja

    porque sera que este tipo de series epicas siempre empiezan aparentando una cosa ante los ojos de la ignorancia y despues resultan ser obras maestras

    • miradasdemujer 29 noviembre, 2013 at 20:31 Responder

      Hola Juan!

      Deberías escribir algo sobre tus amores a primera vista con las series jeje.

      Totalmente de acuerdo contigo. Muchas veces te llevas una impresión errónea al ver algo y luego cuando le das una segunda oportunidad, o lo ves más adelante, te fascina. Ese es uno de los misterios del ser humano: podemos cambiar del odio al amor (o al contrario) refiriéndonos a la misma cosa. Y en muchas ocasiones ni sabemos explicar por qué.

      En fin… tanto American Horor Story como Breaking Bad son dos series de las que enamorarse.

      • juan mialen 30 noviembre, 2013 at 01:29 Responder

        gracias por responder rapido.me encanta tu forma de expresarte

        como te habras dado cuenta escribir no es lo mio, mi vocabulario es muy limitado apesar de que me encanta leer libros,nunca me gusto escribir mucho
        saludos desde Argentina.

        • miradasdemujer 30 noviembre, 2013 at 16:50 Responder

          A mí también me encanta leer. De hecho Julio Cortázar, paisano tuyo, es de mis favoritos.
          ¡Gracias por el cumplido! Yo estaré encantada de leerte siempre que quieras pasarte por aquí.

          Saludos desde Málaga.

  3. Secundarias de TV: Can’t Take My Eyes Off You | Que se joda el espectador medio 29 noviembre, 2013 at 17:03 Responder

    […] Es la madre de Hijos de la Anarquía. La que soporta el peso del club y de la familia. Ella dirige todo desde las sombras, porque si algo queda seguro es que con Gemma no se juega. Lo descubrí en cuanto le estampó un monopatín en la cara a una de las amantes de su marido. Para la edad de Katey Sagal, es un papel de mujer de 50 y tantos tan solo comparable a nivel interpretativo con Jessica Lange en la saga de American Horror Story. […]

Post a new comment