La primera Fiesta del Cine 2014 aumenta un 15 %

0
Colas Fiesta del Cine 2014 en Callao- Imagen de RTVE

Colas Fiesta del Cine 2014 en Callao- Imagen de RTVE

Casi 2 millones de espectadores han participado en la primera Fiesta del Cine de 2014 (31 marzo – 2 abril), lo que supone un 15% más que en la edición anterior. Unos datos muy esclarecedores: el cine aún consigue mover a las masas y continúa siendo una de las actividades preferidas de nuestro tiempo libre. El resto del año si no es por promociones como “los Miércoles al Cine”, el IVA del 21% y las malas subvenciones vapulean a la industria del séptimo arte. Pero hoy tan solo os traigo buenas noticias: los resultados de la primera Fiesta del Cine 2014 y las reseñas de mi particular Fiesta Cinéfila: Kamikaze, Guillaume y los chicos, ¡a la mesa! y El gran Hotel Budapest

Estoy muy contenta de que esta vez el cine haya ganado al fútbol por goleada, en concreto a los encuentros de ida de cuartos de final de la Liga de Campeones. Según pasaban los días de la Fiesta del Cine, las cifras de espectadores iban en aumento: 436.000 el lunes, 514.000 el martes y un total de 818.534 entradas vendidas para el miércoles.

8 apellidos vascos - Dani Rovira, Clara Lago y Carmen Machi

8 apellidos vascos – Con Dani Rovira, Clara Lago y Carmen Machi

Las 10 películas más vistas por los espectadores han sido, por este orden, Ocho apellidos vascosCapitán América: El soldado de inviernoEl gran hotel BudapestKamikazeLas aventuras de Peabody y Sherman300: El origen del imperioNon StopDallas Buyers ClubLa bella y la bestia y Guillaume y los chicos ¡a la mesa!. Es indiscutible que 8 apellidos vascos ha arrasado con sus cifras, y no hay que olvidar que antes consiguió el mejor estreno español en taquillas desde Lo imposible. Yo la vi antes de la Fiesta del Cine, pero como no me parece una película con la “que se joda el espectador medio”, prefiero no entrar a hablar de un film que no necesita tanta promoción.

MI PROPIA FIESTA DEL CINE

Como buena cinéfila cada día de la Fiesta del Cine me monté mi propia fiesta. En Málaga, en el caso de los cines Yelmo Vialia, he notado que no había tantas colas como el año anterior. Ni punto de comparación. Esto me hizo dudar de primeras… pero nada más lejos de la realidad. La falta de colas eternas se debe a la buena iniciativa de comprar las entradas por Internet; además de elegir tu propio asiento, te evitas las colas. 

  • Kamikaze (Álex Pina): la sensiblería te puede acabar explotando en la cara. 

Alex García, protagonista de Kamikaze

Slatan (Alex García), protagonista de Kamikaze

Kamikaze tiene un punto de partida estupendo: un terrorista que planea suicidarse en pleno vuelo, se ve obligado a retrasar su plan por el mal temporal, y a convivir en un hotel junto al resto de pasajeros a los que pretendía asesinar. Sinceramente salí del cine con una sensación agridulce: el resultado sería muy superior si obviamos la sensiblería y el sentido de heroicidad de su última media hora.

En cuanto a los protagonistas, ambos alegran la vista tanto a hombres como a mujeres. Álex García no tarda ni dos minutos en quitarse la camiseta y lucir pectorales, pero me sorprendió en el buen sentido, su acento de ruso que habla español está más que conseguido. Por su parte Verónica Echegui se aprovecha de la fragilidad de su personaje y de su necesidad de cariño.

Kamikaze reparto

El reparto de Kamikaze: Eduardo Blanco, Carmen Machi, Verónica Echegui, Ivan Massagué y Leticia Dolera.

Los mejores momentos lo ofrecen el variopinto grupo de pasajero: Eduardo Blanco nos regala los momentos más divertidos, tal y como nos tiene acostumbrados, mientras que Carmen Machi sabe cómo sacarle el lado cómico a lo amargo de la vida. También destaca la parejita recién casada con baile sexy incluido. Se trata de una historia para optimistas (ilusos) que piensen que si las cosas se hacen bien, todo tendrá un buen resultado. Puede que la vida real no sea así, pero a veces nos gusta ver cómo en las películas el bien triunfa por encima de todo.

  • Guillaume y los chicos, ¡a la mesa! (Guillaume Gallienne): “Mamá, ¡quiero ser como tú!”. 

Guillaume

Guillaume Gallienne en el papel de su madre y en el suyo propio

La historia de Guillaume y los chicos, ¡a la mesa! me sorprendió: me esperaba menos y me llevé mucho más. El protagonista se caracteriza por tener un complejo de Edipo como un caballo (de los que le daban miedo al afeminado Guillaume) y quiere parecerse a toda costa a su madre. Se trata de una película autobiográfica y se centra en la vida de Guillaume Galliene, su director y protagonista, especialmente en la estrecha relación que tenía con su madre. Por su ocurrente manera de contarlo, este drama familiar se transforma en una comedia que provoca carcajadas a base de un humor sutil.

Hay que destacar la versatilidad del protagonista en su triple representación: el actor de teatro, que narra la historia en escena; su papel como Guillaume, desde su infancia hasta que se descubre a sí mismo; y encarnar el papel de su madre de una forma nada paródica, no es tipo es tipo Eddie Murphy en El Profesor Chiflado. El personaje de su madre es tan fuerte que enseguida te olvidas de que lo representa él mismo.

Guillaume en la mesa

Guillaume en la mesa, tal y como reza el título de su película

Los viajes de Guillaume a La Línea de la Concepción, Londres y Baviera son una diversión para el espectador. Pero más allá de las risas, es una película con la que reflexionar, sobre cómo la familia nos marca desde pequeños y nos condiciona en lo que somos. Y como de mayores, si tomamos conciencia y queremos ser otra cosa, tenemos que invertir un esfuerzo enorme en desligarnos de aquello que nos hicieron creer que éramos.

Si queréis ver la película, os recomiendo no ver antes el tráiler, porque al día siguiente comprobé que te desvela los mejores momentos. Spoilers no, gracias.

  • El gran hotel Budapest (Wes Anderson): una delicia de comedia surrealista.

Reparto

El gran reparto de El Gran Hotel Budapest

El Gran Hotel Budapest tiene marcada a fuego la huella de Wes Anderson, que vuelve una vez más con su peculiar forma de hacer cine: planos simétricos, personajes con rarezas físicas, acciones meticulosas, repeticiones de una frase/acción hasta llegar a ser cómicas, presencia juvenil en la historia y el talento de sus actores fetiche… entre otras características que sus fans más acérrimos habrán captado.

La historia nos traslada con nostalgia hasta el Hotel Budapest de los años 30; su época de mayor esplendor gracias al perfumado conserje Monsieur Gustav (Ralph Fiennes). Seremos testigos de la acalorada disputa por la herencia de una duquesa, de una historia de amor entre dos jóvenes y de una gran amistad. He echado en falta a la actriz Anjelica Huston, muy presente en su cine, pero prestad atención al personaje de William Dafoe, un psicópata con pinta de vampiro. Es una comedia para disfrutar de sus situaciones surrealistas y quizás no es apta para todos los públicos… pero a Wes Anderson hay que probarlo al menos una vez para saber si te gusta o no.

Después de ver este vídeo sobre los encuadres simétricos de Wes Anderson, estuve toda la película dividiendo en dos la pantalla para ver dónde estaba la simetría en la escena. Espero que lo disfrutéis, es una auténtica locura.

Si tengo que elegir entre las tres películas, la cosa queda en tablas entre Guillaume y los chicos, ¡a la mesa! y El gran hotel Budapest. Las dos son comedias, pero nada que ver una con la otra. Y vosotros, ¿qué películas habéis visto durante la Fiesta del Cine? 

No comments