Fancine 2016: Crónica de Secciones Paralelas

El cine asiático ha sido protagonista indiscutible del Fancine 2016. El motivo ha sido triple: la calidad de sus obras, su aceptación entre el público y los resultados obtenidos en el palmarés. Con intención de subrayar la importancia de Asia en el género fantástico, y la variedad de propuestas de esta edición, aprovecho para publicar las críticas de cinco películas vistas en las secciones paralelas del Fancine de Málaga.

THE WAILING (EL EXTRAÑO): El mal tiene muchas caras

The Wailing (El extraño) de Na Hong-jin

No esperes una explicación que resuelva el horror visto en The wailing. Pero si te dejas llevar, sin hacer demasiadas preguntas, disfrutarás con la historia de este pueblo coreano donde suceden una serie de misteriosos y macabros asesinatos. Un policía tratará de resolverlos mientras que su hija se verá amenazada por lo sobrenatural. La relación padre e hija, junto con la vulnerabilidad del protagonista y del resto de los hombres, queda muy lejos del estereotipo. Se tocan temas como la xenofobia y la desconfianza hacia “el extraño”, los chamanes y sus rituales (la batalla entre chamanes es una de las escenas más impactantes), la presencia del diablo y de los fantasmas…  Na Hong-jin  consigue que The Wailing sean 156 minutos de suspense.

INTO THE FOREST (EN EL BOSQUE): La familia es lo primero

Ellen Page y Evan Rachel Wood en "Into the forest"

Ellen Page y Evan Rachel Wood son las hermanas protagonistas de Into the wood (En el bosque) de Patricia Rozema. Las actrices llevan el peso de una película cuyo guion no está a la altura. En un futuro cercano, donde un apagón continuo sumirá a la población en el caos, seguiremos la situación de esta familia que vive en el bosque. Su ritmo pausado y que se centre en las relaciones, más que en los tintes apocalípticos de la historia, provocó que se me hiciese larga. Un punto positivo es que lanza un mensaje a favor de la naturaleza y de los orígenes del ser humano.

SWISS ARMY MAN: “Eres lo más asqueroso de este mundo asqueroso”

Paul Dano y Daniel Radcliffe en "Swiss army man"

Swiss army man no es solo “Harry Potter tirándose pedos después de muerto”. De ser una película en la que apenas confiaba, logró convencerme con sus diálogos y su sencillez. Con una estética mágica, como de cuento, su historia utiliza lo que está muerto para seguir viviendo: gases como propulsión para avanzar en el mar, un caño de agua interior para beber, erecciones que indican el camino correcto… Pero más allá del punto bizarro, trata el tema de la soledad extrema; más vale estar acompañado de un muerto que solo. Sus tres premios en el Festival de Sitges y el de Mejor Director de Drama en el de Sudance, prueban que quizás no es una peli tan tonta como parece. Y yo lo confirmo.

JOURNEY TO THE SHORE: Un viaje hacia el otro lado

Journey to the shore, película japonesa proyectada en Fancine 2016

Con Journey to the shore, el japonés Kiyoshi Kurosawa nos presenta una bella película sobre la importancia de perdonar. El marido de una joven viuda regresa de entre los muertos y convive con ella con total naturalidad. Ambos emprenden un viaje en el que visitan a los conocidos del fantasma, que se portaron bien con él, y les ayudan en sus asuntos pendientes. A la vez que realizan un viaje interior, para resolver heridas que quedaron abiertas en su matrimonio tras su muerte voluntaria. Una película cercana y muy fácil de disfrutar.

MELANIE. THE GIRL WIHT ALL THE GIFTS: Un Black Mirror a lo zombi

Melanie. The girl with all the gifts - Fancine 2016

Melanie. The girl with all the gifts se proyectó tras la gala de clausura del Fancine 2016. Esta producción inglesa cuenta con Glenn Close como cara famosa del cartel. ¿Te has preguntado alguna vez cómo serían los hijos de los zombis? Unos niños mitad “hambrientos”, mitad humanos son el centro de investigaciones científicas que buscan una cura al virus. Con un final atípico y nada complaciente, la película ofrece una propuesta interesante y diferente en el género zombi.     

SECCIONES PARALELAS FANCINE 2016:

Las secciones paralelas del 26 Festival de Cine Fantástico de la Universidad de Málaga se dividieron en Películas a Concurso, Informativa, El fantástico en familia, Insólitos/Indómitos, Monstruos de la Universal, Horror Zone, Ánima Zone, Asian Mad Doctors y Mujer: género fantástico.

Los fans de Tarantino tuvimos la oportunidad de ver los dos volúmenes de Kill Bill seguidos y en pantalla grande. En el ciclo de Monstruos de Universal se proyectó Drácula, La Momia, El hombre invisible, La novia de Frankestein También hubo lugar para clásicos del terror como Carrie o novedades como 31, la última de Rob Zombie.

En definitiva, por ser un festival que nos acerca a un género tan especializado y sugestivo como el fantástico, le deseo una larga vida al Fancine.

Fancine 2016: Crónica de la Sección Oficial

El 26 Festival de Cine Fantástico de la Universidad de Málaga ha llegado a su fin. El premio a la Mejor Película del Fancine, ha sido para Under the Shadow, que también ha conseguido el de Mejor Actriz para Narges Rashidi. Mientras que Train to Busan ha sido la favorita del público y de la prensa, además de premiar sus efectos especiales. Después de nueve intensos días de cine fantástico, es un buen momento para evaluar lo visto en esta sección oficial del Fancine 2016.

UNDER THE SHADOW: “Donde hay miedo y ansiedad, los vientos soplan”

Under the Shadow de Babak Anvari, película a concurso en Fancine 2016

Los djinn forman parte de la mitología árabe; son genios o seres fantásticos que viajan en el viento. En esta película iraní, las pesadillas y la aparición de los djinn se relacionan con la inseguridad de la protagonista para cuidar sola de la casa y de su hija. Sus miedos a ser una mala madre afloran y se hacen cada vez más reales.

Un halo de misterio envuelve toda la historia. Sin embargo, el contexto social de Under the shadow, en plena guerra de Irak-Irán, es el que aporta mayor profundidad. El padre de familia reclutado, las sirenas y los bombardeos, la tiranía de las autoridades, la opresión a la mujer… Es una propuesta muy interesante para quien busque algo más que una película de fantasmas. 

TRAIN TO BUSAN: Lo contrario a “una más” de zombis

Train to Busan de Yeon Sang-ho, película a concurso del Fancine 2016

La coreana Train to Busan nos ofrece una estupenda película de terror cuya acción no decae en ningún momento. Son 118 minutos en los que no se da descanso al espectador. Su director y guionista, Yeon Sang-ho, ya tenía experiencia en el mundo zombi con la película de animación Seoul Station. A pesar de un planteamiento inicial típico, o de caer en ciertos clichés del género, sabe muy bien cómo hacer funcionar el conjunto y que la vida de cada personaje importe.  Y ya que estamos, lo confieso, esta fue la película que voté para el Premio Gato Rabioso de la prensa. Y lo ganó.

EQUALS: Cuando no sentir nada es una obligación

Equals de Drake Doremus, sección a concurso del Fancine 2016

Kristen Stewart y Nicholas Hoult son el principal reclamo de Equals; película de ciencia-ficción que dirige Drake Doremus, un director más conocido por su cine indie. En este futuro distópico, las emociones están erradicadas y cuando alguien comienza a sentirlas es porque tiene la enfermedad S.OS, para la que no existe cura. Equals destaca por su caracterización minimalista y elegante. Sin embargo, la falta de emotividad de los personajes traspasa las pantallas. En su paso por el Festival de Venecia no convenció al público y, en su proyección en el Fancine, a mí tampoco.

LES PREMIERS, LES DERNIERS: “Porque vivir no es solo respirar”

Les premiers les derniers de Bouli Lanners, película a concurso en Fancine 2016

El motivo de que me decidiese a ver esta película fue Suzanne Clément, musa de Xavier Dolan en Laurence Anyways o Mommy. Para mi decepción, la actriz tiene un papel bastante secundario y la historia se centra en cuatro variopintos personajes: dos caza-recompensas y una estrafalaria pareja en fuga. El toque surrealista de este drama viene de la mano de un raro personaje llamado Jesús, que en ocasiones confunden con “Jesús”. No hay más que añadir… salvo los momentos de amistad entre los dos caza-recompensas que nos dejan alguna que otra frase.

LARGOMETRAJES A CONCURSO FANCINE 2016:

Psycho Raman, película a concurso en el Fancine 2016

En el palmarés del 26 Festival de Cine Fantástico también destaca la película india Psycho Raman con los premios de Mejor Dirección Mejor Actor y Mejor Guion. En este thriller hay un asesino en serie, que repite las hazañas de un famoso homicida, y un policía adicto a las drogas que investiga el caso.

Tuvimos la oportunidad de ver Ma Loute, de Bruno Dumont, la película ganadora del Festival de Cine Europeo de Sevilla. La también francesa The Open proponía un partido de tenis en plena guerra mundial futura. Mientras que la sueca The Giant, Premio Especial del Jurado en San Sebastián, ofrecía un drama sobre el autismo.

El japonés Kiyoshi Kurosawa, también presente en la sección informativa con Journey to the shore,  nos trajo el thriller psicológico Creepy. Para finalizar, la propuesta más gamberra de la sección oficial vino de la mano de Dog eat dog, dirigida por un Paul Schrader en horas bajas y protagonizada por Nicholas Cage y Willem Dafoe.

Dog eat Dog, película a concurso en el Fancine 2016

UN FANCINE PARA TODOS LOS PÚBLICOS

En las películas a concurso del Fancine 2016 hemos visto dramas, thrillers, ciencia-ficción, acción…  Podríamos decir que lo fantástico no ha sido un género por sí mismo, sino que ha aparecido como un componente más de la película; ya sea de manera sobrenatural, surrealista o como distopía. Esta programación favorece una apertura a todos los públicos, más allá de los acérrimos seguidores, y atrae a los cinéfilos más festivaleros, pues nos da la oportunidad de ver en Málaga propuestas interesantes proyectadas en Cannes, Sitges, San Sebastián o Sevilla.

Fancine 2016: The Transfiguration, un insólito vampiro de Queens

Cartel de la película The Transfiguration - Fancine 2016

The Transfiguration, una película independiente sobre un adolescente que se siente vampiro, es el debut de Michael O’Shea como director y guionista. En el Fancine la categorizan con acierto, pues se trata de una historia insólita e indómita que hará las delicias de los aficionados al mundo vampiro. 

El protagonista es Milo, un huérfano de catorce años. El suicidio de su madre marcó un antes y un después en su vida. Desde entonces vive con su hermano mayor, que apenas se mueve del sofá, y sigue una rutina centrada en su obsesión por los vampiros y en asesinar para beber sangre. Hasta que aparece una nueva vecina que “transfigura” su vida…

Transfigurar: Hacer cambiar de figura o aspecto a alguien o algo.

Con una estética urbana a lo The Wire, con sofá callejero incluido, en este barrio de Queens no falta el típico grupo de matones. Mientras que Milo es el friki con el que todos se meten. Y tiene motivos de sobra para serlo… le delata su interés por lo morboso y lo sangriento. No os perdáis la forma en la que mata sin utilizar sus colmillos. A pesar de su ritmo pausado, no apto para todos los públicos, la película no decae gracias a un planteamiento bien formulado.

De existir el término, se podría clasificar The Transfiguration como una película metavampírica; pues hay un “vampiro” que no deja de hablar de otros vampiros. Desde Carmilla  a Nosferatu pasando por la serie True Blood (eché de menos una referencia a Buffy Cazavampiros). Pero la batalla principal se establece entre el brillo de Crepúsculo, defendido por su emotiva vecina, y la sordidez de Déjame entrar, personificada en Milo.

Proyectada en la sección  “Un Certain Regard”, del Festival de Cannes, también hemos tenido la oportunidad de ver The Transfiguration en la sección “Insólitos / Indómitos” del Fancine 2016. Un homenaje al cine de vampiros y, si os gusta el género, una interesante aportación para engrosar la larga lista de películas sobre vampiros.

the-transfiguration-escena

 

Fancine 2016: The Neon Demon, un espectáculo para los sentidos

The Neon Demon, de Nicolas Winding Refn, fue la película inaugural del Fancine 2016. Un espectáculo visual y sensorial dispuesto a no dejar a nadie indiferente. Los parpadeos del flash, los juegos de luces, la efímera mortalidad de la belleza… Preparaos para la tiranía del mundo de la moda, expuesta bajo los focos, con un aluvión de cámaras que disparan a matar.

En The Neon Demon las modelos se comen unas a otras. Literalmente. Elle Fanning interpreta a Jesse, una joven que llega a Los Ángeles para cumplir su sueño de convertirse en modelo. Hay bellezas tan deslumbrantes que hacen perder la visión, como las luces de un neón. Razón de más para que su belleza natural sea motivo de envidias y desate las perversiones de sus compañeras.

Con este papel, Elle Fanning deja atrás sus roles de adolescentes para incurrir en el mundo adulto con todas sus consecuencias. En cuanto a interpretación, se lleva la palma una increíble Jena Malone, enigmática y provocadora en todo momento, con una escena difícil de interpretar (y dura de ver) relacionada con la necrofilia. Otros rostros conocidos son el de Christina Hendricks o Keanu Reeves.

La película me parece notable si exceptuamos el último tercio. En la parte final es cuando más se excede en los recreos visuales y el guión pierde fuerza. Hay un momento en que no sabía bien qué estaba pasando entre los sueños y la realidad. Pero su cierre metafórico se hace perdonable precisamente por su capacidad de impacto.

Merece una mención aparte la banda sonora, a cargo de Cliff Martinez, que encaja a la perfección durante todo el metraje. El sello propio del danés Nicolas Winding Refn, director de Drive o de Solo Dios perdona, se deja notar en las dos horas de película. Te puede parecer el colmo del onanismo o puedes dejarte llevar… Pero si te dejas llevar, el disfrute está asegurado.

En definitiva, The Neon Demon se convirtió, a mi parecer, en una gran elección para abrir el Fancine 2016.

Cine y Literatura: Un monstruo viene a verme

La exitosa película Un monstruo viene a verme, de J.A. Bayona, adapta la novela juvenil de Patrick Ness; que a su vez se basa en una idea original de Siobhan Dowd. Como veis, entre adaptaciones discurre esta historia. La película juega con la ventaja (o el inconveniente, según como se mire) de contar con Patrick Ness como guionista. El resultado es una adaptación 100% fiel al libro, que incluye frases totalmente calcadas.

Las historias son criaturas salvajes – dijo el monstruo – cuando las sueltas, ¿quién sabe los desastres que puede causar?

Un monstruo viene a verme cuenta una historia dura y sin concesiones. No se trata de esperar una cura para la enfermedad de la madre, interpretada por Felicity Jones, sino de sacar un aprendizaje por el camino. Unas enseñanzas en las que un monstruo con forma de árbol tendrá mucho que ver… En este sentido, es previsible en cuanto a la estructura; pues las visitas del monstruo recuerdan a las del fantasma de Un cuento de Navidad.

La creencia es la mitad de toda la curación. La creencia es la cura, la creencia en el futuro que nos espera.

Fotograma de la película Un monstruo viene a verme

El film cuenta con un reparto de lujo, en el que destaca la fortaleza y la debilidad de Sigourney Weaver como abuela. El monstruo tiene la voz y los movimientos de Liam Neeson y el niño lo interpreta Lewis MacDougall. Se trata de una película técnicamente perfecta, sin apenas defectos, pero que no me llegó a emocionar. En los planos no se deja ver la vulnerabilidad, tan solo los efectos especiales.

A veces la gente necesita mentirse a sí misma más que ninguna otra cosa.

Con Un monstruo viene a verme, J.A. Bayona cierra su trilogía de la maternidad. A mi entender, sus películas rebasan el límite natural de sensiblería y, en ocasiones, fuerza los momentos en que el espectador debe llorar. Para sentir la historia debes implicarte emocionalmente con el niño. Una complicidad que sentí más en el libro. En pantalla me pareció más emotiva la historia entre madre e hija, que protagonizan Sigourney Weaver y Felicity Jones.

Sigourney Weaver en Un monstruo viene a verme

Por ahora, Un monstruo viene a verme ha sido la película más vista de todas las ediciones de la Fiesta del Cine, superando el récord que tenía Ocho apellidos vascos. A la película de Bayona aún le queda mucho recorrido, mientras que la novela fantástica de Patrick Ness se ha visto reforzada por su éxito. Y para finalizar, os dejo con una de las mejores enseñanzas de este tejo convertido en monstruo:

Tu vida no la escribes con palabras – dijo el monstruo -. La escribes con acciones. Lo que piensas no es importante. Lo único importante es lo que haces.