Archivo de la etiqueta: bayona

Premios Goya 2017: La noche de un monstruo con ira

En la 31 Edición de los Premios Goya el éxito quedó dividido entre la superproducción Un monstruo viene a verme y el thriller Tarde para la ira. La película de Bayona arrasó al conseguir 9 premios de los 12 a los que optaba, entre los que se incluye el de mejor director. Menos mal que “el monstro” no se comió todos los Goyas… porque el debut de Raúl Arévalo logró los premios más importantes: Mejor película, mejor guion original y mejor dirección novel.

Mejor película: Tarde para la ira

Tarde para la ira no fue la más premiada de la noche, pero obtuvo un triunfo muy merecido. Además del premio principal, Raúl Arévalo se llevó la mejor dirección novel y el mejor guion original, del que fue coguionista junto al psicólogo David Pulido. En cuanto a las interpretaciones, Manolo Solo logró el premio al mejor actor de reparto, pues nos dejó uno de los papeles más divertidos y memorables de la película.

Un monstruo viene a verme y sus 9 premios Goya

Bayona, Goya a Mejor Dirección

Si contamos el número de estatuillas, Un monstruo viene a verme fue la triunfadora de los Goya 2017. El premio a Mejor director fue para un J.A. Bayona que se mantuvo visiblemente emocionado durante toda la gala. Su adaptación también se llevó los premios a mejor montaje, dirección de fotografía, dirección artística, maquillaje y peluquería, dirección de producción, sonido, música original y efectos especiales. ¡Casi ná!

Emma Suárez, mejor actriz por partida doble

La sorpresa de la noche nos la dio Emma Suárez  con su doblete: mejor actriz de reparto por La próxima piel, de Isaki Lacuesta, y mejor actriz protagonista por Julieta de Pedro Almodóvar. Una proeza que hasta entonces solo había logrado Verónica Forqué en 1987. Merece la pena escuchar las palabras que la actriz le “dedica” a Almodóvar. Y sobre todo su frase final: “¡Hagamos películas!”

El premio al Mejor actor protagonista fue para Roberto Álamo, por Que Dios nos perdone. Mientras que el de Mejor actor revelación se lo llevó Carlos Santos, el Luis Roldán de El hombre de las mil caras. La película de Alberto Rodríguez también se llevó el premio a Mejor guion adaptado. Sin embargo, ambos thrillers consiguieron poco para las nominaciones que tenían.

Momentos emotivos de los Goya 2017

Por su frescura y naturalidad, uno de los mejores discursos fue el de Anna Castillo; actriz revelación por El Olivo, que competía en la misma categoría con su amiga Belén Cuesta.

El discurso más emotivo y reivindicativo fue el de la cantante y actriz Sílvia Pérez Cruz, mejor canción original por “Ai, ai, ai” de la película Cerca de tu casa. Ella nos recordó el lamento de los desahucios y nos cantó lo indecente de que haya “gente sin casa, casa sin gente.”

Otros premios que destacaron fue el mejor corto de ficción para Timecode, de Juanjo Giménez Peña, que se encuentra nominado a los Oscar 2017. Mientras que la mejor película europea fue para la francesa Elle de Paul Verhoeven.

Si habéis leído hasta aquí, habréis comprobado que no he dicho nada sobre la gala. Y es que no hay nada que decir. La realización fue penosa, al número musical le faltaba química, a la homenajeada Ana Belén le sobraron minutos de discurso y ni Dani Rovira en tacones pudo rescatar a una de las galas más aburridas en los últimos años. Por suerte, los premios fueron justos con Tarde para la ira. El resto de pequeñas producciones no pudieron ganarle la batalla “al monstruo”…

Aquí puedes consultar el Palmarés completo de los Premios Goya 2017.

Cine y Literatura: Un monstruo viene a verme

La exitosa película Un monstruo viene a verme, de J.A. Bayona, adapta la novela juvenil de Patrick Ness; que a su vez se basa en una idea original de Siobhan Dowd. Como veis, entre adaptaciones discurre esta historia. La película juega con la ventaja (o el inconveniente, según como se mire) de contar con Patrick Ness como guionista. El resultado es una adaptación 100% fiel al libro, que incluye frases totalmente calcadas.

Las historias son criaturas salvajes – dijo el monstruo – cuando las sueltas, ¿quién sabe los desastres que puede causar?

Un monstruo viene a verme cuenta una historia dura y sin concesiones. No se trata de esperar una cura para la enfermedad de la madre, interpretada por Felicity Jones, sino de sacar un aprendizaje por el camino. Unas enseñanzas en las que un monstruo con forma de árbol tendrá mucho que ver… En este sentido, es previsible en cuanto a la estructura; pues las visitas del monstruo recuerdan a las del fantasma de Un cuento de Navidad.

La creencia es la mitad de toda la curación. La creencia es la cura, la creencia en el futuro que nos espera.

Fotograma de la película Un monstruo viene a verme

El film cuenta con un reparto de lujo, en el que destaca la fortaleza y la debilidad de Sigourney Weaver como abuela. El monstruo tiene la voz y los movimientos de Liam Neeson y el niño lo interpreta Lewis MacDougall. Se trata de una película técnicamente perfecta, sin apenas defectos, pero que no me llegó a emocionar. En los planos no se deja ver la vulnerabilidad, tan solo los efectos especiales.

A veces la gente necesita mentirse a sí misma más que ninguna otra cosa.

Con Un monstruo viene a verme, J.A. Bayona cierra su trilogía de la maternidad. A mi entender, sus películas rebasan el límite natural de sensiblería y, en ocasiones, fuerza los momentos en que el espectador debe llorar. Para sentir la historia debes implicarte emocionalmente con el niño. Una complicidad que sentí más en el libro. En pantalla me pareció más emotiva la historia entre madre e hija, que protagonizan Sigourney Weaver y Felicity Jones.

Sigourney Weaver en Un monstruo viene a verme

Por ahora, Un monstruo viene a verme ha sido la película más vista de todas las ediciones de la Fiesta del Cine, superando el récord que tenía Ocho apellidos vascos. A la película de Bayona aún le queda mucho recorrido, mientras que la novela fantástica de Patrick Ness se ha visto reforzada por su éxito. Y para finalizar, os dejo con una de las mejores enseñanzas de este tejo convertido en monstruo:

Tu vida no la escribes con palabras – dijo el monstruo -. La escribes con acciones. Lo que piensas no es importante. Lo único importante es lo que haces.