Archivo de la etiqueta: vampiros

Buffy, Cazavampiros: 20 años después

20 años después de su estreno, y con la claridad que solo da la distancia, puedo afirmar que Buffy, Cazavampiros es LA serie que marcó un antes y un después en mi vida. Tal vez influyera que la viese en plena edad del pavo… pero el tiempo (y muchos expertos en series) han refutado que sea una “serie de adolescentes” y que se trate como lo que es, una serie de culto.

En este artículo, más personal que de costumbre, os cuento 10 momentos por los que Buffy, Cazavampiros me dejó huella:

Buffy Cazavampiros, gif secreto

1. El comienzo de mi fenómeno fan

Con la cazavampiros comenzó mi seriefilia, fenómeno fan o como queráis llamarlo. Cuando tenía 11 años dejaba de jugar con mis amigas y me subía a ver Buffy en Canal+, que la emitía a media tarde. Ese enganche se repitió con Friends y años más tarde con Perdidos. Pero la primera adicción seriéfila no se olvida.

Buffy Cazavampiros, primera temporada

2. Cintas VHS y diálogos de memoria

Esta serie me recuerda a la era Pre-Internet cuando grababa los episodios en cintas VHS, que compraba en los Todo a 100 o 20 duros (ni había chinos). Entonces me pasaba el verano volviendo a ver lo grabado hasta que llegaba lo nuevo. De “Loca e invisible” y “La chica de la profecía”, los últimos capítulos de la primera temporada, me sabía diálogos completos.

3. Una opening de lo más tarareable

 4. El instituto, la boca del infierno

Porque Buffy, Cazavampiros ha hecho, a mi entender, la mejor metáfora de un instituto: compararlo con la boca del infierno. Ese lugar donde los demonios acosan a los adolescentes y en el que cualquiera que se salga de la norma es un bicho raro.

5. Llevar una cruz siendo atea

Durante unos meses llevé un crucifijo tan solo porque Buffy lo llevaba siempre… Nada más que añadir.

Buffy y el maestro

6. Willow y Tara, primera pareja lésbica

Buffy, Cazavampiros marcó un precedente al mostrar a la primera pareja de lesbianas en televisión. O al menos la primera en tener una relación duradera e ir más allá de un beso… Willow y Tara han supuesto mucho en la normalización de las parejas homosexuales en pantallas. Su desenlace ya es otra historia.

Willow y Tara, Buffy Cazavampiros

7. Spike, Faith, Drusilla…  el atrayente lado oscuro

¿Quién no ha disfrutado con la rebeldía de Faith, las locuras de Drusilla o el amor condenado de Spike? Hasta Cordelia, al comportarse como una auténtica pija, nos daba algunos de los mejores momentos de la serie.

Spike y Buffy

8. Merchandising de la serie

Aún recuerdo cuando compraba postales de Buffy en la tienda de discos, cerrada desde hace años, del centro comercial Larios (Eroski). Mi hermano tenía unos posters gigantes de la cazavampiros y aunque yo, “hetero” por aquel entonces, lucía orgullosa aquellos en los que venía acompañada de Ángel, también colgué varios de la revista Bravo en los que Sarah Michelle Gellar era protagonista en todo su esplendor.

9. El pack completo de Buffy, Cazavampiros

Buffy Cazavampiros, serie completa

El miedo a que la serie algún día se descatalogue me llevó a hacer una de mis mejores compras: el pack completo de Buffy, Cazavampiros. Sin duda es de esas series que voy a ver de nuevo en breve brevísimo.

10. Porque la historia sigue… en cómics

A pesar de que la séptima temporada fue la última de la serie de televisión, nuestra pandilla favorita continuó su lucha contra las fuerzas del mal. En cómics encontramos una octava y una novena temporada de Buffy, Cazavampiros. En mi caso, en cuanto revisione todos los capítulos continuaré con la historia en papel.

Comics Buffy Cazavampiros

Me cuesta asimilar que hayan pasado veinte años desde su primer episodio. Y aunque la nostalgia es inevitable, tengo la satisfacción de que hoy en día Buffy, Cazavampiros tiene el lugar que se merece; el de una serie que, dos décadas después de su estreno, aún tiene alcance en la actualidad. Y en mi día a día también. Con el siguiente bonus se entiende mejor….

Bonus: mi perra Buffy

Aquí os dejo con esta “vampiro”, que en menos de 24 horas le arrancó el ojo a su peluche nuevo.

Buffy, mi perra

Si eres fan de la serie, me gustaría que dejes un comentario con tus propios momentos por los que Buffy, Cazavampiros te marcó.

Fancine 2016: The Transfiguration, un insólito vampiro de Queens

The Transfiguration, una película independiente sobre un adolescente que se siente vampiro, es el debut de Michael O’Shea como director y guionista. En el Fancine la categorizan con acierto, pues se trata de una historia insólita e indómita que hará las delicias de los aficionados al mundo vampiro. 

El protagonista es Milo, un huérfano de catorce años. El suicidio de su madre marcó un antes y un después en su vida. Desde entonces vive con su hermano mayor, que apenas se mueve del sofá, y sigue una rutina centrada en su obsesión por los vampiros y en asesinar para beber sangre. Hasta que aparece una nueva vecina que “transfigura” su vida…

Transfigurar: Hacer cambiar de figura o aspecto a alguien o algo.

Con una estética urbana a lo The Wire, con sofá callejero incluido, en este barrio de Queens no falta el típico grupo de matones. Mientras que Milo es el friki con el que todos se meten. Y tiene motivos de sobra para serlo… le delata su interés por lo morboso y lo sangriento. No os perdáis la forma en la que mata sin utilizar sus colmillos. A pesar de su ritmo pausado, no apto para todos los públicos, la película no decae gracias a un planteamiento bien formulado.

De existir el término, se podría clasificar The Transfiguration como una película metavampírica; pues hay un “vampiro” que no deja de hablar de otros vampiros. Desde Carmilla  a Nosferatu pasando por la serie True Blood (eché de menos una referencia a Buffy Cazavampiros). Pero la batalla principal se establece entre el brillo de Crepúsculo, defendido por su emotiva vecina, y la sordidez de Déjame entrar, personificada en Milo.

Proyectada en la sección  “Un Certain Regard”, del Festival de Cannes, también hemos tenido la oportunidad de ver The Transfiguration en la sección “Insólitos / Indómitos” del Fancine 2016. Un homenaje al cine de vampiros y, si os gusta el género, una interesante aportación para engrosar la larga lista de películas sobre vampiros.

the-transfiguration-escena