Fancine 2017: Sección Oficial

0
Fancine 2017 Better watch out

El Fancine 2017, en su sección oficial, ha presentado 10 largometrajes a concurso de diversos géneros “fantásticos”. Ha habido lugar para el terror gótico, lo sobrenatural, el thriller, las comedias negras, la ciencia-ficción o los viajes en el tiempo. En su 27 edición, el Festival de Cine Fantástico de la Universidad de Málaga crece en público, en visibilidad y en actividades tan interesantes como los encuentros con directores. Así ha sido la sección oficial del Fancine 2017: 

  • The Lodgers (Brian O’Malley, 2017)

Fancine 2017: The Lodgers

The Lodgers propone un cruce entre Los Otros y La joven del agua que puede gustar si eres muy fan del género. La ambientación y la atmósfera son lo más destacable de esta película irlandesa sobre fantasmas. Brian O’Malley encontró la ubicación perfecta para rodar esta maldición familiar; un caserón real, de más de 600 años, junto a un lago que haría las delicias de cualquier amante del terror gótico. Sin embargo, su clima tenebroso no es suficiente para un argumento que flojea y que nos cuenta un secreto familiar que ya hemos visto en otras ocasiones. Las interpretaciones de Charlotte Vega y Bill Milner, los hermanos protagonistas, sobresalen muy por encima del resto de actores secundarios.

  • Mom and dad (Brian Taylor, 2017)

Fancine 2017: Mom and dad

El director de Crank o Gamer presenta la película más gamberra del Fancine 2017. Nicholas Cage y Selma Blair protagonizan esta comedia negra, negrísima, sobre una extraña epidemia en la que los padres quieren asesinar a sus propios hijos. Es muy divertido ver al protagonista de Family Man, y de otras tantas películas familiares, poner caras de desquiciado mientras va a la caza de sus retoños. El film tiene algunas escenas arriesgadas y que sorprenden, como las del bebé recién nacido. Pero sin duda Mom and Dad no es una película que tomar en serio. Es alocada, visceral y sorprendente.

  • Let the corpses tan (Hélène Cattet, Bruno Forzani, 2017)

Fancine 2017: Let the corpses tan

El nuevo film del dúo belga Hèlene Cattet y Bruno Forzani entra en la categoría de “películas que o te encantan o las odias”. Sus títulos de crédito son impecables y la estética está cuidada al detalle. Pero conforme avanza resulta apabullante para el espectador; pretende deslumbrar tanto que a algunos nos deja sin visión. Los primerísimos planos son excesivos, aunque sean un homenaje al western, al igual que el marcaje continuo de los minutos del reloj, sin que el tiempo influya en el argumento. El despilfarre visual también llega a la gratuidad con los desnudos femeninos. Mientras que la historia del robo y de la posterior batalla campal no me causó interés alguno. Pero igual que yo la odié, seguro que hay quien la amará. 

  • Black hollow cage (Sadrac González-Perellón, 2017)

De producción española y rodada en Girona, Black hollow cage se grabó en inglés con actores internacionales. La película de Sandrac González-Perellón combina la ciencia-ficción con el thriller y nos ofrece una nueva propuesta sobre los viajes en el tiempo. Empieza de manera muy potente pero se desinfla conforme avanza el metraje. Hay algo que falla… los planos demasiados largos, exasperantes en algunos momentos, y la actuación del protagonista (Julian Nicholson) que no termina de ser creíble. En el plano visual el film está por encima de lo que se cuenta.

  • Better watch out (Chris Peckover, 2016)

La australiana Better watch out es una película de Navidad atípica y original. Una propuesta para pasar un buen rato y con giros de guion que la hacen menos previsible de lo que cabría suponer. Un niño se prepara para pasar una noche “solo en casa” junto a su niñera, pero lo que comienza como un intento de seducción terminará con desastrosas consecuencias. Esta comedia negra le da una vuelta de tuerca a la hipócrita Navidad de un barrio residencial americano. Se cuenta con tanto ingenio y malicia que hasta las luces de Navidad sirven para los peores fines.

Otras películas a concurso del Fancine 2017:

El japonés Kiyoshi Kurosawa, tras presentar el año pasado Journey to the shore, vuelve a repetir en el Fancine con Before we vanish. Desde China se ha presentado la comedia Free and easy y desde Canadá el terror zombi de Les affamés. El luchador Dave Bautista es el protagonista la película de acción Bushwick, también presente en la sección oficial. Otra propuesta que ha destacado ha sido Thelma, el nuevo film del noruego Joachim Trier (Oslo, 31 de agosto), un drama sobrenatural sobre una chica con poderes que recrimina a Dios el no haberla hecho normal.

Por suerte, aún no se acaba el Fancine 2017. En el próximo artículo publicaré las reseñas de algunas de las películas más interesantes de las secciones paralelas del festival.

No comments