Crítica: Blaze (2018), If I could only fly

0
Blaze (Ethan Hawke)

El biopic musical de Ethan Hawke

A medio camino entre la road movie y el retrato del redneck americano se diluye Blaze, una pequeña película que arrasa con su tempo lento y un guion articulado en flashbacks dentro de flashbacks a modo de sutiles pistas para descubrir la historia de fondo. Describe el desesperanzado camino de Austin Blaze Foley como una lenta agonía del pasar de los días del que se sabe perdido y sin futuro. El viaje sin retorno del héroe sin estrella que intenta zafarse de un destino que le viene autoimpuesto por la situación y la marca de nacimiento del Oeste más crudo.

La odisea se desarrolla entre carreteras infinitas de ocre y pobreza, noches de alcohol y canciones tristes. Cuando la vida no deja de sacudirte y no puedes escapar a tu destino y tu único refugio es tu botella y tu guitarra; tienes cosas importantes que decir, pero ellos no entienden lo que dices,  el mundo pesa demasiado y la realidad no te ofrece la oportunidad de redimirte, y tiras lo único bueno que se ha cruzado en tu camino porque estás tan quemado y cansado de sobrevivir… Imponente por fuera, tan frágil y autodestructivo por dentro; con ese aura oscura dando tumbos: Nashville, Austin,  hasta agotar el agreste Oeste.

Blaze, biopic musical del cantante country

Sangra el relato como hemorragia que cohesiona argumento y banda sonora en una herida abierta. Nómada y sin raíces, Blaze arrasa toda posibilidad de una vida estable junto a Sybil, su único ancla, donde nacen y mueren todas sus canciones. La relación se desgasta mientras sus letras suenan como un aullido bajo la piel en cada actuación,  sin poses y con una naturalidad hipnótica: un instante, un aquí y ahora irrepetible que sobrecoge con cada verso.

Outside it was hot but inside I am cold

The eyes of the young met the eyes of the old

And what they were thinking I’ll never be told

Ain’t it a cold, cold world

Blaze, boda de la película

Bellamente contado (y cantado) en paisajes y canciones perfectamente desordenadas, biopic musical de esta figura olvidada del country-blues que no logró encontrar su lugar en el mundo. En sus propias palabras: The wind keeps blowing, somewhere, everyday/Tell me things get better, somewhere, up the way […]/ If I could only fly.

No comments